Noticias
Imagen habitos-de-alimentacion-y-trastornos-anorexia-y-bulimia

Los hábitos de alimentación y la imagen corporal pueden producir trastornos en la alimentación y la salud general de las personas. Convivir con los trastornos de conducta alimentaria es complicado y requiere de atención y tratamiento multidisciplinar. Hoy en la Clínica Médica Dinan explicaremos qué se entiende por trastorno de la conducta alimentaria, a cuánta gente afecta, cuál es su causa y cómo podemos ayudar a quien la padece.

¿Qué es un trastorno de conducta alimentaria?

Los trastornos de alimentación son patologías que afectan a la forma de comer. Pudiendo producirse la ingesta de alimentos de forma excesiva para producirse después el vómito o también comiendo menos de lo necesario. No se trata de patologías nuevas, se conocen desde hace muchos años pero un aumento en la conciencia social y la mejora en los diagnósticos hace que se detecten más casos.

También es cierto que todavía se está estudiando cuál es el impacto de las redes sociales e internet en la percepción corporal. Pues en la actualidad todos tenemos un dispositivo móvil en nuestro poder que “nos dice cómo debemos vernos físicamente”.

problemas con la comida

¿Cuál es la principal causa de los trastornos de alimentación?

Los trastornos de alimentación son debidos a diversos factores, no podemos generalizar y decir que únicamente se deben a una sola causa. La realidad es que hay factores que predisponen la patología como la genética, el entorno familiar, social o personal. Pero hay otros factores que son precipitantes, que en interacción con todo lo anterior hacen que se produzca una gran insatisfacción personal y corporal que desembocará en un deseo por adelgazar, un trastorno de alimentación y graves consecuencias para la salud.

Este tipo de trastornos no son hereditarios en sí, pero hay algunos rasgos y características en la personalidad que nos hacen más vulnerables a padecerlos. Entre estos rasgos se encuentra el sexo, la edad de inicio de la pubertad, una personalidad extremadamente perfeccionista e impulsiva. Hablamos aquí del sexo porque está demostrado que los trastornos de la alimentación afectan más al sexo femenino. Esto puede deberse a una mayor presión social y a una extrema preocupación por la delgadez que se asocia con un éxito social y profesional. Los datos nos hablan de que aproximadamente por cada 10 mujeres con estos trastornos hay solo un hombre.

Además nuestro país de procedencia también influye. La mayoría de los países industrializados contabilizan más casos que aquellos que están en vías de desarrollo. Esto puede deberse a una mayor presión social pero también a que no se contabilicen bien los casos en los países menos desarrollados.

¿Cómo influyen los factores externos en la aparición de los trastornos de alimentación?

Algunas circunstancias familiares o del entorno social pueden promover la aparición de estos trastornos. Aunque no podemos decir que la familia sea una de las causas de esta enfermedad ni mucho menos. Pero un historial de problemas de salud relacionados con el peso, enfermedades mentales como la depresión o ambientes demasiado exigentes, preocupados por las dietas o el peso corporal sí pueden influir. Todo esto puede relacionarse con la aparición de un trastorno de la conducto de alimentación.

obsesion con las dietas

Los pacientes con problemas como la bulimia también suelen reflejar un incorrecto manejo de las emociones y tener altos niveles de estrés y ansiedad. Por lo que de alguna forma el entorno también puede afectar mucho. El miedo a equivocarse y esa personalidad muy perfeccionista pueden llevar a querer un cuerpo demasiado delgado y a castigarse por no seguir una determinada dieta.

¿Cómo influyen las redes sociales y la sociedad en estos trastornos?

La presión por tener un cuerpo “perfecto” va en aumento. Si bien es cierto que gracias a las redes sociales también se pueden ver cada día más iniciativas a favor de los cuerpos reales y saludables, la presión por adelgazar y el valor social al cuerpo todavía es preocupante. La necesidad de ser aceptado o el miedo a ser rechazado hacen que cada vez se produzcan esta patologías en edades más tempranas, siendo la adolescencia el momento clave.

No todo el mundo que inicie una dieta tendrá problemas de salud, estos trastornos no están relacionados solo con las dietas. Una dieta con un seguimiento nutricional por parte de un especialista en nutrición y dietética puede ser bueno para nuestra salud. Serán los problemas precipitantes los que marquen la diferencia, la aparición de algunos acontecimientos vitales que causen estrés y malestar.

Hábitos saludables de alimentación

Muchos trastornos de alimentación se inician del mismo modo, con una dieta muy restrictiva o con pérdida de peso. Si tenemos una predisposición genética y otros factores precipitantes desencadenaremos en problemas de anorexia, bulimia o trastornos similares por atracones. En otros casos serán las enfermedades como la depresión las que desencadenen bulimias o anorexias nerviosas. El diagnóstico de estas patologías no es fácil, pero suele manifestarse con cambios bruscos en el estado de ánimo, cambios en nuestra salud como dejar de tener la regla, pérdidas de peso inexplicables...

anorexia y bulimia

A través de la educación y la concienciación de la población puede trabajarse en la prevención con hábitos de vida saludables. Es importante comer de forma saludable, alimentándose principalmente de frutas, verduras y otros vegetales. Si combinamos una dieta saludable con una práctica de deporte moderada nos sentiremos con más energía y nuestra mente también funcionará mejor. Además también es bueno pedir ayuda cuando la necesitamos. Acudir a especialistas en psicología puede ayudarnos a tener que soportar toda la carga psicológica nosotros solos. Pedir ayuda psicológica no es sinónimo de ser débil, más bien todo lo contrario. Solo las personas fuertes se atreven a dar el paso.

Compartir:
Imagen Clínicas Dinan
Clínicas Dinan

Clínica Dinan, centro de salud integral ubicado en Lugo Capital, creado en 1982 por un grupo de profesionales médicos con el fin de ofrecer una gran variedad de servicios para el cuidado de la salud.